Consigue contenido exclusivo en Patreon

Especial No es País para Viejos

Hoy os presentamos un especial sobre No es Pais para Viejos escrito a tres bandas por Mario, Patrick y Javi. Comenzaremos el especial con una crítica de Mario seguida de la opinión sobre la película y su significado de Patrick y Javi.

no-country-for-old-men-2.jpg

No country for old men, 2007

Crítica de Mario Hernández

Enfrentarse a esta versión árida de Fargo, uno de los mejores filmes de los Coen con la que No es país para viejos comparte tono, intenciones, y planteamientos cinematográficos, supone una tarea interesante para todo seguidor de los inclasificables hermanos. Por un lado, parece un punto y aparte en su filmografía, después de la etapa comercial (acaso la menos brillante y original, aunque no tan desdeñable como puedan señalar algunos) que supuso Crueldad intolerable y The Ladykillers, sus dos concesiones a los grandes estudios después de veinte años realizando películas sin otros jefes que ellos mismos, y pariendo obras maestras de la talla de Muerte entre las flores, Barton Fink, la mencionada Fargo (que supuso su consolidación y aceptación hollywoodiense, ganando el Oscar al mejor guión original), o El gran Lebowski. Asimismo, supone la primera vez que los Coen adaptan un texto ajeno, en este caso una novela del gran Cormac McCarthy (no dejéis de leer “La carretera”), si bien en toda su filmografía reconocemos herencias tan directas y dispares como el cine negro de los 40, Dashiell Hammet, Raymond Chandler, las fantasías de Sam Raimi, Homero, Frank Capra (caso aparte es The Ladykillers, remake de El quinteto de la muerte, maravilloso film británico de 1955). Para completar, apenas hay rastro de las señales fílmicas de los Coen más reconocibles: personajes excéntricos, tramas absurdas o directamente disparatadas, un humor negro y personalísmo, sus actores habituales (Steve Buscemi, George Clooney, John Goodman, John Turturro…)

Y sin embargo, No es país para viejos es un film totalmente Coen, y un paso, no sólo decisivo, sino lógico en su carrera. Aborda bombonardem.jpguna sencillísima trama que aúna los resortes del cine negro, el policiaco, y el western, géneros que rondan toda la filmografía coeniana. Se desarrolla en esa América profunda que tanto gusta a sus directores, ya sea la desértica (El gran Lebowski, Oh brother!), o nevada (Fargo). Sus personajes, quizá menos alejados del guiñolismo anterior (el John Goodman de Barton Fink, el John Turturro de El gran Lebowski), no dejan de ser un mundo en sí mismos, como el sheriff interpretado con su habitual convicción por Tommy Lee Jones, o el psicópata con el que Javier Bardem ha logrado su primer Oscar (y que guarda más de una relación con el Peter Stormare de Fargo), a los que habría que sumar un fantástico Josh Brolin, o un breve y excelente Woody Harrelson. La poesía está siempre presente, a lo largo de todo el film (los bellos aunque desoladores paisajes, magníficamente fotografiados por Roger Deakins sustituyen aquí a los poéticos vuelos del sombrero en Muerte entre las flores, la nieve de Fargo, los pasillos claustrofóbicos de Barton Fink). Y la violencia, como siempre, es inherente de la historia y sus personajes.

El tono quizá sea el cambio más notable, aunque esa solemnidad poética y narrativa de la que hace gala ya se observaba en Fargo y Muerte entre las flores, esa seriedad casi trascendente en los breves diálogos, ese ritmo contemplativo aunque nunca lento, sin olvidar cierto paisajes (impretendidamente) humorísticos (la conversación entre Bardem y el dueño de una gasolinera). Aún así, todo esto, que hace del film una película excelente, justa ganadora de 4 Oscar (película, director, guión, y actor secundario), la consagración definitiva de los Coen, le juega una mala pasada al final. Si bien la primera hora y media es fantástica, de una sabiduría narrativa digna de elogio, de parsimoniosa lentitud, de una tensión a veces insoportable (el primer encuentro entre Brolin y Bardem), sus últimos veinticinco minutos resultan precipitados, elípticos en exceso (el asesinato de Brolin que no se ve, nos lo intuyen con un fundido en negro), anticlimáticos (los finales se suceden, unos detrás de otros, y ninguno satisfactorio totalmente), dejando cabos sueltos (el dinero, leit motiv de la historia; el personaje de Harrelson, sin demasiada coherencia dramática), y concluyendo de una manera muy bella, el monólogo de Tommy Lee Jones, pero demasiado confuso y enigmático para una historia que hasta ese momento había brillado precisamente por su austeridad y su contundencia.

En mi opinión, estamos ante una gran película, aunque yo sigo prefiriendo la belleza poética y malsana de Muerte entre las flores, Barton Fink, y Fargo, o ese moderno policiaco revestido de comedia titulado El gran Lebowski. Para mí, las cuatro grandes obras maestras de los hermanos Coen.


El Significado de No es País para Viejos

Si no has visto la película mejor que dejes de leer.

Puntos de vista sobre No Country for Old Men.

Por Patrick

bocabardem.jpg

Es complicado hablar desde un punto de vista concreto sobre el último film de los hermanos Coen, sobretodo, teniendo en cuenta que, para descubrir los entresijos de la magnífica película que protagoniza Tommy Lee Jones y Javier Bardem, es necesario tres o cuatro visiones. De todas formas y, sin que sirva de precedente, Javi y yo vamos a intentar dar nuestra visión particular sobre la película.

ojosbardem.jpg

Para empezar, No Country for Old Men, es un film casi cinematográficamente perfecto. La fotografía, el montaje, la música, todo encaja; y, demuestra, lo que ya sabíamos de Joel y Ethan Coen: que son técnicamente muy buenos. El guión no es ni mucho menos excepcional para mi gusto, aunque haya sido premiado por la academia. Es sencillo, seco, con puntos poco creíbles. No entiendo como la mujer de Llewelin (Josh Brolin) puede estar tan tranquila sabiendo que su marido tiene tal cantidad de dólares en un maletín. En general, el carácter de la mujer es poco creíble, así como diversas reacciones emocionales. De todas formas esto es cine, y en el cine no hace falta que lo que se vea sea creíble, solo tiene que ser bueno. Y eso amigos, si que lo tiene No es país para viejos. Terminando con esta valoración superficial, decir que me sorprende el poco protagonismo que posee durante el largometraje Tommy Lee Jones, que figura, aún no sé porque -o puede que si lo sepa, luego desvelaré porque creo que es el protagonista- como actor principal.

curpodem.jpg

Para atajar en esta tarea, diré que, lo más fácil es pensar que el dinero se lo queda Bardem. ¿Por qué?, pues porque él mata, como buen psicópata asesino, a mucha gente; y deja de matar en seco cuando además coincide con un evidente cambio de personalidad. Da la sensación de que la película acaba por dos motivos: uno, porque él deja de asesinar, y dos, porque el dinero lo tiene alguien y ese dinero ya no va a cambiar de manos.

Volviendo al personaje que interpreta Bardem, es fácil pensar que él se queda con los dos millones de dólares y no mata al policía (Tommy Lee Jones) porque ya tiene el dinero y ese era su objetivo. Una vez ha conseguido su objetivo queda fuera de lugar seguir asesinando. Cuando él asesina a la mujer del protagonista ya posee el dinero. Y, ¿por qué mata a la mujer? Pues simplemente porque él es un hombre de palabra, y prometió de palabra a Llewelyn que mataría a esta si el otro no le daba el dinero. La conversación telefónica que tuvieron el asesino y Llewelyn queda resumida de la siguiente manera: »Si tú me das el dinero, vas a morir. Si no me das el dinero, vais a morir tú y tu mujer». Llewelyn eligió no darle el dinero y apostar por una escapada conjunta con su mujer, cosa que no pudo realizar porque unos mafiosos sudamericanos lo asesinaron en un hotel poco antes de llevar a cabo su plan y esfumarse con el dinero. Entonces, mucha gente también puede pensar que el dinero queda en manos de los mafiosos sudamericanos. Pero si el dinero lo tienen ellos, ¿por qué Bardem se queda aparentemente tan tranquilo?, su comportamiento no tiene sentido.

Otra enigmática escena es cuando casi al final del metraje, él tiene un accidente y le ayudan los chicos de las bicis -por cierto, poderosa secuencia la que desemboca en el accidente, observando Bardem mientras conduce a los chicos que iban en bicicleta-. Él, después del accidente, se muestra vulnerable, incluso agradecido a los chicos porque se interesaran por su estado. ¿Por qué? No lo sé. Un cambio de mentalidad repentino -sobretodo después del encuentro con la mujer de Llewelyn, en el cual ella demuestra que su vida no dependía de la suerte de un cara o cruz, y no iba a participar en el juego del asesino-, o ganas quizá de no ir a la cárcel y disfrutar de su dinero.

bfnocountry.jpg

Pues bien, aquí llega mi gran apuesta y el plato fuerte. He manifestado más o menos las reflexiones de una parte muy importante de los espectadores, ahora manifestaré lo que pienso, y contaré por qué pienso que Tommy Lee Jones figura como actor principal. Lo expondré a sabiendas de que pueda ser una soberana tontería, pero puede que no lo sea. A ver, el dinero se lo queda el policía, Tommy Lee Jones. Bardem no perdona la vida al policía, si no que el policía se lo carga. ¡A que es precioso! Tommy Lee Jones se deja llevar por su olfato de perro »viejo» y da con el asesino, el cual tiene el dinero. Cuando ve la posibilidad de apretar el gatillo contra él, lo hace (esto no nos lo muestra la cámara). Y se lo carga y no lo detiene porque si lo detuviera no podría quedarse con el dinero. Entonces, él se lleva el dinero y todos contentos. Luego nos deleita con ese fabuloso monólogo final que pone fin a la película y que deja a todos los espectadores de la sala absortos y entre cortados. Si, porque no me digan que no, nadie esperaba aquel final, y, cuando acabó la película y la pantalla se fundió en negro mostrando los títulos de crédito, nadie sabía que estaba pasando. Y nadie entendía el final, y todos quedaron sorprendidos con que acabara en ese momento. Pues así veo yo las cosas. El dinero para el viejo, aunque no sea país para ellos, y, el asesino cae en desgracia porque mucho tiempo llevaba ya en la cuerda floja.

Puntos a Destacar

por Javi

no-country-for-old-men-3.jpg

Durante el transcurso de la película debemos tener presente en todo momento el primer monologo de Ed (Tomy Lee Jones). En el que cuenta como antes estas eran unas tierras pacíficas en las que algunos policías ni llevaban armas. Es por ello por lo que nunca saca el arma en ninguna escena de la película, otro detalle es cuando los sudamericanos matan a Llewelyn (J.Brolin) este va a la habitación en lugar de perseguir a los sudamericanos. Mantiene firme el cuerno con el fuego y es por ello por lo que llega al final del camino vivo, como narra al final de la película en su sueño y el consejo que le dio su padre.

En el motel los sudamericanos matan a Llewelyn y se llevan el dinero, Anton (Bardem) va más tarde a la habitación para comprobar si encuentra el dinero, pero no lo encuentra. En esta escena se tropiezan los dos opuestos de la historia, el presente y el pasado, el joven y el viejo, el bien y el mal. Ed está fuera del juego de Anton, está limpio de corrupción no busca el dinero ni la fama por atrapar al asesino, simplemente ha observado como ocurren los hechos. Anton se esconde y espera a que Ed salga de la habitación, podría haberlo matado por la espalda en varias ocasiones pero no lo hace, no hubiera sido su primer policía.

Uno de los hechos que parecen sacados de la manga es el accidente de Anton con el coche. En esta escena vemos como claramente el semáforo está en verde para Anton pero por puro azar alguien se tropieza con el y tienen un accidente. Igual que el juego de la moneda con sus víctimas. Rápido e inesperado.

  1. Ed es un hombre con unos valores y principios muy fuertes. De ahí detalles como el de que lleve a cabo su labor prescindiendo de las armas. Por ello discrepo con Patick en el punto de que Ed mate a Anton y se quede con el dinero.
    Anton no mata a Ed porque éste es un hombre leal, bueno y al cual no le mueven los intereses que hoy en día mueven a todos. Anton sabe que Ed no entra en su juego.
    Por el otro lado, Ed no mata a Anton, Ed acepta su «derrota». El film finaliza con la jubilación del comisario, finaliza con la afirmación del título por parte del protagonista. Éste no es lugar para un espíritu como el de Ed.

    Es cierto que es un final abierto en cierto modo, pero el título y las características de los personajes nos llevan a cerrarlo por nosotros mismos; Ed está viviendo en un mundo totalmente contrario a sus principios y no hay nada que una sóla persona pueda hacer para cambiarlo.

    Un besito!

  2. Es posible lo que comentas, y, la verdad es que tiene sentido. Yo creo que el final esta muy abierto y puede que el comportamiento del policía tenga mucho que ver con el título de la película. El hecho de que en ningún momento sacara el arma. Pero me cuesta creer algunas cosas para llegar a tu conclusión. Lo adecuado sería verla otra vez. Un saludo Viejuna.

  3. Realmente me han resultado entratenidas todas estas elucubraciones aunque creo que son consecuencia de un análisis no del todo estricto de la película pues no creo que esta las justifique. Mario comentaba que el film daba una giro al final dejando de ser una película austera y contundente para ser precipitada, elíptica, anticlimática (tirando de RAE)… y los analistas le han creído.
    He de reconocer que las escenas finales se suceden de forma muy rápida e incluso atropellada pero no creo que el final sea ambiguo.
    Mi humilde tesis es más sencilla que cualquier otra. El clímax de la película se alcanza cuando Tommy Lee Jones vuelve a la habitación del motel. En esa escena la película queda resuelta pues se observa como la rejilla de ventilación ha sido forzada, «al modo bardem», con unas monedas consiguiendo así el dinero, pero es a la vez el momento en el que nuestro amigo Tommy más cerca está de coger a Anton al encontrarse en la misma habitación. A partir de ahí la pelicula se dedica a cerrar las subtramas: Anton cumple su palabra de matar a la mujer de Llewelyn, a continuación, con el accidente de tráfico, sufre uno de los avatares del destino a los que tan aficionados son los Coen y por último, la película se cierra con un retirado Tommy Lee Jones contando el sueño que refleja su frustración al haber ido siempre por detrás del asesino sin darle caza, de la misma forma que su padre llega a la cueva antes que él.

    Queda dicho

    pau
    saludos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Miembros activos recientemente

Foto del perfil de Warclimb
Foto del perfil de Iggykimi
Foto del perfil de Samsk
Foto del perfil de Lainey
Foto del perfil de Seto
Foto del perfil de FancySilence
Foto del perfil de TedHot
Foto del perfil de fonte
Foto del perfil de SzaboESP

Quién está en línea

En este momento no hay usuarios online

Últimas actualizaciones

Hi, very nice website, cheers!
——————————————————

¿Como se hace un articulo en este foro?

ho,la

Estrenamos diseño! Por ahora todo va bien… excepto la sección de usuarios, voy a trabajar en ello para que se quede perfecto :D

Más artículos
Panorama de La Dispute o el arte del videojuego al servicio del videoclip

¡Sorpresa! Esta web usa cookies. Puedes clickar en Aceptar o continuar navegando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar