¡No te pierdas el directo con la conferencia de Ubisoft el 10 de Junio a las 22:00!

Slam Dunk, Vagabond y Real

La obra de Takehiko Inoue

Takehiko Inoue es un autor de manga que pretende representar la realidad en todo momento. Dice, que aunque su obra sea imaginaria, él escribe y dibuja como si fuese un documental, intentando ser lo más fiel posible a como todo sucedería en el mundo real.

Su dibujo retrata a la perfección el cuerpo humano, y está lleno de un nivel de detalle, que parece imposible que la serialización de sus obras fuese semanal. En este artículo vamos a comentar sus obras más destacadas, Slam Dunk, Vagabond y Real.

Slam Dunk

Fue en 1990 cuando Slam Dunk salió por primera vez en la Shonen Jump. En aquel entonces, el baloncesto estaba ganando ya muchísima fuerza en Estados Unidos, pero en Japón apenas se le daba importancia a este deporte, es por ello que tampoco se tenía mucha expectación con este manga de Takehiko Inoue, pero consiguió dar la sorpresa.

Slam Dunk es a día de hoy uno de los mangas más vendidos de la historia, con 126 millones de ventas, consiguió motivar a miles de jóvenes japoneses a jugar a baloncesto.

Si bien no podemos asegurar a ciencia cierta la razón del éxito de Slam Dunk, si podemos plantearnos su calidad como obra de manga.

Para empezar, algo que me sorprendió gratamente es como Slam Dunk rompe con todos los tropos de los géneros en los que le puedes identificar.

Por ejemplo, como manga de deporte, ya hay dos cambios completamente radicales. Uno es la actitud del protagonista, Hanamichi Sakuragi, quien en lugar de ser un apasionado del baloncesto, como Tsubasa lo sería del fútbol, solo juega para impresionar a las chicas, o al menos, así es al comienzo de la historia.

Otro es la cantidad y duración de los partidos. En 31 volúmenes que tiene Slam Dunk, el número de partidos es muy pequeño, de apenas 5, tampoco vemos muchos equipos, en este sentido, Inoue muestra muy poco del mundo del baloncesto en Japón, el cual ya hemos dicho que no gozaba de toda la popularidad que tiene actualmente.

Pero donde Slam Dunk se diferencia completamente de cualquier shonen de deportes, y de los shonen en general, es en todo el tiempo que dedica al desarrollo de sus personajes, a introducirlos correctamente, a relacionarlos entre ellos, en la escuela, en el club… Podríamos considerar que Slam Dunk tiene 5 protagonistas, que serían los 5 jugadores habituales de Shohoku.

Todos muy dispares entre sí, desde el ya mencionado punk Sakuragi, la joven promesa Rukawa, o el «gorila» Akagi. Todos ellos consiguen que Slam Dunk funcione completamente como obra que muestra cómo personas tan diferentes pueden unirse por medio del trabajo en equipo.

Y es que el baloncesto es uno de esos deportes donde la conexión en la cancha es fundamental, por ello, y debido a que en la cancha por cada equipo solo hay 5 jugadores, este manga consigue hablarnos de todos ellos, sin dejar a ninguno de lado, como hacen la mayoría de series de deportes, hablando tan solo de la estrella del equipo, que en nuestro caso, no es Sakuragi.

Resultado de imagen de slam dunk manga

Como ya he mencionado antes, Takehiko Inoue es a día de hoy uno de los mangakas más respetados e importantes de la historia, en parte debido a cómo es capaz de transmitir y escribir sus personajes, historia y mundo, para que transmitan exactamente lo que él busca, y en otra parte, debido a su impresionante arte.

Si bien es cierto que el pico de su arte se podría considerar en Vagabond, Slam Dunk presenta uno de los mejores retratos del cuerpo humano que jamás verá la luz en un manga.

Aunque cuando nos cuenta el día a día de los jugadores, suele emplear un estilo mucho más simple y gracioso en algunas, durante los partidos se mantiene un estilo completamente realista, que imita fielmente los movimientos y estilos de los jugadores de la época.

Por todo esto, es que Slam Dunk es considerada a día de hoy una de las obras manga más importantes de la historia, por como cambia radicalmente la forma de contar una historia en un manga de deportes, el espléndido dibujo de Inoue, y los personajes totalmente creíbles que creó, de los cuales, muchos japoneses y lectores de este gran manga aún guardan un bello recuerdo.

Vagabond

Hablando de este trabajo de Inoue es donde desafortunadamente me voy a quedar sin adjetivos para describir su dibujo. Cuesta creer que este manga fuera publicado semanalmente, y lo que aún cuesta más creer es que lo publicó mientras también escribía Real.

Vagabond nos cuenta la historia de Miyamoto Musashi, famoso guerrero del Japón feudal que ha inspirado varias películas, series y libros. De hecho, se basa en gran parte en la novela que escribió Eiji Yoshikawa sobre su vida.

Se nos presenta una historia completamente humana, y alejada en parte de la cultura japonesa tradicional, pues si algo caracteriza a Miyamoto Musashi es que decidió seguir el camino de la espada por si cuenta. No entrenó en ninguna escuela, de hecho su entrenamiento fue salvaje en gran parte, es decir, en un bosque con un palo.

Pocas son las personas con las que mantiene alguna relación y pronto parte a la guerra, aunque sus motivos son bastante diferentes a los de cualquier guerrero, el parte por diversión, por experimentar las batallas a muerte, donde él creé que exhibirá su verdadero potencial.

Se entra en gran detalle sobre su vida, y vemos un claro crecimiento, sobre todo moral en su figura, son constantes los capítulos con apenas texto, con paisajes hermosos, en los que vemos a Musashi reflexionando, y los capítulos donde entendemos completamente lo que pasa por su cabeza, captamos todas las palabras que pasan por su mente y nos hacemos uno completamente con el personaje.

Y te das cuenta, de que poco a poco, comprendes a Musashi a la perfección, y todo culmina en los duelos.

Miyamoto Musashi, busca ser «Invencible bajo el Sol», un santo de la espada, el mejor espadachín, y para ello tiene varios duelos y encuentro épicos. Los duelos presentados en el manga son verdaderos puntos de inflexión para el personaje, y desde luego, nos ayudan a aprender mucho de la cultura japonesa de la época.También el manga nos enseña mucho acerca del pueblo japonés, como se defendían durante la guerra, los diferentes estilos que nacen de defensa personal, y se nos presenta a un pueblo en total oposición a la guerra, falto de recursos, que sufre totalmente de una sociedad muy escalonada.

También es muy destacable la presencia en el manga de Sasaki Kojiro, otro guerrero de la época, que en el manga se ha representado como un joven sordomudo, el cual es solamente comprendido por la espada, lo que no es completamente fiel a la realidad, pero le permite a Inoue traernos un personaje que ilustra perfectamente las facetas que se le escapan representando sólo la historia de Musashi.

En esta obra el dibujo de Inoue gana un factor que no estaba presente en Slam Dunk, los escenarios en la naturaleza. Es sorprendente el nivel de detalle que tiene cada panel del manga, desde unos personajes sumamente cuidados como en Slam Dunk, a unos paisajes que retratan la realidad a la perfección, haciendo caso completamente a cualquier elemento que el presente en el escenario.

Desde luego, Vagabond es el mejor manga histórico que podemos disfrutar a día de hoy, seguido de cerca por Vinland Saga.

Real

Como ya he mencionado, Inoue creaba este manga a la vez que Vagabond, por lo que, teniendo en cuenta que Vagabond era un manga semanal, no le dejaba mucho tiempo para esta obra, y tenemos 6 capítulos por año, que han dado para 14 tomos a día de hoy.

Y en mi humilde opinión, esta es la razón por la que considero que esta obra es el mejor trabajo del mangaka.

Esta obra nace del propio Inoue, no de ningún deseo de ganarse la vida. Es algo que bien podría hacer por hobby, algo que hizo con calma, sin agobiarse, y donde muestra todo de lo que es capaz a la hora de crear una historia que realmente logra emocionar.

Posiblemente, si te interesa el manga, habrás conocido las dos obras anteriores, o al menos, una de ellas. Aunque la mayoría de los que habréis llegado hasta aquí en el artículo, no conozcáis Real, pues si bien ha funcionado bastante bien en Japón, no ha sido una obra que haya conseguido popularizarse tanto como sus otros trabajos.

Real nos cuenta la historia de tres personas cuyas vidas han sufrido giros inesperados.

Tomomi Nomiya soñaba con ser jugador profesional de baloncesto, hasta que en un trágico accidente su compañera quedó parapléjica mientras que él apenas recibió alguna herida menor. Este evento trauma a Nomiya y le hace renunciar a sus sueños, se va de la escuela y decide emprender el camino de ser una persona que realmente aporte algo a la sociedad, el espera redimirse.

Kiyoharu Togawa soñaba con ser atleta, era uno de los mejores corredores en el colegio, pero su vida se torció por una rara enfermedad que podríamos entender como cáncer de hueso, que le hizo perder parte de una pierna. A pesar de esto, Togawa encontró otra pasión, el baloncesto en silla de ruedas.

Hisanobu Takahashi jugaba al baloncesto con Nomiya, no se llevaban muy bien, en gran parte por la personalidad de Takahashi, a quién podríamos acusar de chulo y prepotente. Aunque su vida ideal como estudiante ejemplar y gran jugador de baloncesto se tuerce cuando tiene un accidente de tráfico que le inutiliza completamente las piernas.

Real nos cuenta las historias de estos jóvenes. Este manga pone a prueba nuestra empatía, nos presenta situaciones realmente duras, situaciones por las que deseamos no pasar.

Si alguien ha tenido una experiencia similar a la de cualquiera de estos personajes, estoy bastante seguro de cuando os leáis este manga, os va a llegar totalmente, al menos, esa fue mi experiencia.

El estilo de Inoue en esta obra es ligeramente distinto, si bien todo mantiene su habitual nivel de detalle, en algunas ocasiones se pierden algunos escenarios, pero todo lo gana en los muchos primeros planos que tenemos en este manga. Toda la tristeza, ira, rabia, dolor, sufrimiento que viven los personajes se transmite como en ningún otro manga.

Una obra muy psicológica, atípica, y que nos enseña sobre deportes tan poco conocidos como el baloncesto en silla de ruedas, el cual tiene unas cuantas reglas añadidas del baloncesto que a muchos sorprendería.

En definitiva, Real es la obra de Takehiko Inoue más viva, que más nos puede emocionar, hacernos vivir no solo cosas que nos pondrían contentos eufóricos, si no que nos sabe llevar por los caminos más bajos, para mostrarnos que solo es de cobardes darlo todo por perdido.

Si tus personajes están vivos, harán la historia ellos mismos. Si los pones en determinadas situaciones o haces que se conozcan, nacen grandes historias cuando reaccionan entre ellos.

Takehiko Inoue

Miembros activos recientemente

Foto del perfil de Lainey
Foto del perfil de Iggykimi
Foto del perfil de Samsk
Foto del perfil de Warclimb
Foto del perfil de Seto
Foto del perfil de FancySilence
Foto del perfil de TedHot
Foto del perfil de fonte
Foto del perfil de SzaboESP

Quién está en línea

No hay usuarios activos

Últimas actualizaciones

Hi, very nice website, cheers!
——————————————————

¿Como se hace un articulo en este foro?

ho,la

Estrenamos diseño! Por ahora todo va bien… excepto la sección de usuarios, voy a trabajar en ello para que se quede perfecto :D

Más artículos
Videojuegos y Educación

¡Sorpresa! Esta web usa cookies. Puedes clickar en Aceptar o continuar navegando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar