Consigue contenido exclusivo en Patreon

Clásicos de ayer, de hoy y del mañana.

Sección 16 bits (III)

dkcounwarclimb747.jpg

Saludos amigos. Aquí completamos la primera trilogía de los clásicos con una sesión doble protagonizada por una pareja de ases. Primeramente, Patrick nos introducirá oníricamente en lo que supuso para su ficticio (¿o no?) alter ego el Donkey Kong Country 3. Nos mostrará el impacto de este título en su vida con una prosa poderosa y llena de lirismo, concluyendo con unas interesantes reflexiones que me parecen tan acertadas como sagaces. Reflexiones que tendrían que ser objeto de un serio debate. A continuación, Edu nos destripa el juego hasta la última víscera, mostrándonos sus imágenes, sus detalles y sus curiosidades. Pueden fiarse de su análisis, y si no, miren la imagen de sus porcentajes y tiempos… Además, nos vuelve a obsequiar con una maravillosa banda sonora en el interior. Como ven, todo está preparado; desde el plano de las ideas bajamos al mundo más terreno para abordar ambas vertientes. Y no somos platónicos, ojo.

Tras esta colaboración doble, para que puedan elegir con quién se quedan, daremos descanso a nuestra sección de clásicos y desempolvaremos la vetusta máquina del tiempo. Quizás la pongamos en marcha en dirección al vasto mundo publicitario, con el que ya hemos disfrutado en ocasiones; también es posible que pongamos rumbo a las aguas más procelosas del mundo del videojuego y comprobemos cómo se relaciona la transgresión pornográfica con la reconstrucción mítica de la historia. Por último, también es posible que nos encontremos con la ultraviolencia futurista más retro. La ya conocida locura transitoria de Cranky Kong o la opinión del respetable decidirá con qué sarta de mentiras e invenciones de baja ralea mancillará nuestro querido y maravilloso hogar, oh templo de virtud, Warclimb.

Sin más dilación, les dejo con una buena ración de subjetividad que a buen seguro les ayudará a tener otra perspectiva sobre estos juegos. Quizás estén de acuerdo o su subjetividad vaya por otros lares; pero es indudable que tanto Patrick como Edu nos acercan a la época desde una perspectiva y con unos valores que a más de uno le resultará familiar. Estoy seguro que el viejo Cranky y otros tantos se sentirán bien representado. En cualquier caso, disfruten ahora con las dos perspectivas sobre DKC3. Idealistas y materialistas, nintenderos y segueros, postmodernos y modernos, objetivistas y subjetivistas, nietzscheanos y kantianos, erasmistas y luteranos… creo que todos disfrutarán y se sentirán transportados a otro tiempo gracias a las palabras de Patrick y Edu.

¿Y ustedes, sintieron así el DKC3?

Donkey Kong Country 3: La huella del pasado

Autor: Patrick

Rompió el envoltorio que cubría el cartón donde dentro quedaba el cartucho de SNES. Posteriormente abrió el cartón, sacó el cartucho y lo colocó en su Super Nintendo, poseyendo esta cierto tono envejecido. Era el tercer título de una saga, era Donkey Kong Country 3. Serían las 14:00 de la tarde cuando comenzó a jugar, utilizando como herramienta para tal fin su mando mordisqueado, veterano inerte de guerra. Pasó una media hora, para entonces ya se había pasado el primer mundo y parte del segundo cuando se escuchó un ¡a comer! fuerte y severo. La reacción que tuvo con el primer ¡a comer! fue de una impasibilidad absoluta, hasta el punto de ignorar dicha orden familiar. El segundo ¡a comer! tuvo los mismos resultados que el primero, y él se limitaba a jugar en Bobbing Barrel Brawl, una pantalla que le estaba poniendo nervioso por momentos, ya que durante el grueso de esta debía dominar a un elefante no muy virtuoso y las pirañas resultaban muy peligrosas. El tercer ¡a comer!, dicho por su madre de forma más agitada e imperativa, por fin obtuvo una respuesta del niño de unos 8 años. Este le contestó con un ¡ya voy! En esos momentos estaba muy atareado intentando pasarse el monstruo final de Kremwood Forest, una araña que escupía bolas de veneno que rebotaban en el suelo y las paredes y que le recordaba a un videojuego de esos a los que jugaba su tío hacía tiempo. Obviamente, el ¡ya voy! del niño era una manera inocente aunque efectiva de ganar tiempo. Ya no hubieron más ¡a comer!, ahora, el niño sufría un ¡ven aquí inmediatamente, por el amor de Dios! La tensión y el estrés subían por momentos: la araña había matado a Dixie, el personaje más ágil e útil en esos casos, y en el marcador de vidas, un cero. Consiguió, por fin, matar a la araña en el último momento, justo cuando su padre cruzaba imperturbable por la puerta de su habitación. – ¡Es que no has oído a tu madre! – Ya voy, ya voy, esputaban los labios y la boca del niño mientras el sudor propio de la tensión resbalaba por su frente. – Voy a guardar, solo guardar, y listo. Salvó la partida y apagó la consola y la televisión de soslayo.

Al niño normalmente le costaba comer, pues era insufrible en ese aspecto, y ese día tocaban lentejas, la comida temida por el joven. Sin embargo, algo extraño -aunque no tanto sabiendo que en la habitación le esperaba su nuevo juego-, se las comió en un pis-pas, antes incluso que sus padres. No habló durante toda la comida, y una vez esta hubiera acabado, corrió como un descosido hacia su habitáculo. Tanto es así que se tropezó en un mal juego de piernas al tiempo que pasaba por el pasillo y se cayó de boca. De forma insípida y sin mayores complicaciones, se levantó y siguió, lentamente, pues le dolía todo el cuerpo, hasta sentarse en su cama y encender de nuevo la SNES y la televisión. Siguió jugando y jugando, y cuando caía la noche ya se había pasado casi la mitad del juego. Para él todo aquello era fascinante, y el cuarto mundo, Cotton-Top Cove, se le estaba atragantando especialmente. A pesar de lo mucho que le relajaban las pantallas acuáticas nunca se le dieron bien del todo, y Cotton-Top Cove era el mundo acuático por excelencia. Bazza’s Blockade!, Fish Food Frenzy!, el monstruo final, una especie de caracol gigante llamado Squirt; digamos que le fue complicado, pero lo pudo superar. Cuando llegó la hora de la cena se repitió la escena que tuvo lugar en la comida, y cuando sus padres le vieron con magulladuras por todo el cuerpo se asustaron y le preguntaron que qué le había sucedido. El niño le explico a sus padres el incidente del pasillo. Sus padres, inmediatamente, le aplicaron agua oxigenada, tiritas…, en fin, lo propio en esos casos. Más tarde, después de cenar -era sábado- el niño volvió con su SNES. Pudo pasarse, hasta que le venció el sueño, el K3, el quinto mundo. No tuvo muchas complicaciones y logró salir vencedor sin mayores problemas. Sobre las 11:00 de la noche el niño apagó la consola y la televisión, dejó las persianas abiertas de su habitación para poder despertarse con el primer rayo de luz de la mañana y ponerse otra vez a jugar, y se acostó, finalmente, con unas cuantas ideas en la cabeza.

En su cabeza rondaban las músicas de Donkey Kong Country 3. Pero no solo las del DKC 3, si no que confluían dichas melodías con las de DKC y DKC 2: una amalgama musical excelente que provocaba en él un enorme deleite. Todavía más deleite le producía la sensación de haber vivido tres aventuras diferentes dentro de una misma familia. La primera aventura fue sorprendente y los gráficos le dejaron boquiabiertos, recordaba; la segunda aventura le produjo el placer que supone jugar a la segunda parte de una saga que ya era perfecta, y que con esta aún lo era más. Esta tercera parte le estaba complaciendo, pero la sensación era más de continuidad que de sorpresa y perfeccionamiento. En fin, después de tratar estos temas, y un poco antes de caer en manos de Morfeo, una de las cosas que pensaba fue en la posibilidad de que ese fuese el último juego de su saga favorita. Y aunque no lo sabía a ciencia cierta, pensó que el género de plataformas que se podía disfrutar con DKC podía tocar a su fin. Era más una intuición, un pesimismo, que una certeza. Aquel día, el mismo día que se compró su Donkey Kong Country 3: Dixie Kong’s Double Trouble!, una extraña paradoja se le apareció: era el comienzo del fin, y la saga DCK, aunque no se perdería «como lágrimas en la lluvia», ya que habitaría en la memoria del chico para siempre, no sería más que la huella del pasado, la prueba irrefutable de un tiempo ya vivido.

Donkey Kong Country 3

O de cómo el recuerdo de un antiguo amor me impidió enamorarme de esta entrega

Autor: Edu

Hola a todos. Aquí vuelvo a la carga para comentar la última entrega de la trilogía Donkey Kong Country.

Aún recuerdo cuando por fin tuve en mis manos el cartucho «Donkey Kong Country 3 Dixie Kong´s Double Trouble!». Quizá haya sido el juego más expectativas me ha suscitado nunca ya que se le había encomendado la misión de superar a DKC 2 y ya sabeís lo que opino sobre ese juego, para quien no haya leído mi anterior análisis se lo resumo en una palabra: Perfección. ¿Realmente conseguirá superar a su maravilloso antecesor? Lo primero que nos encontramos al encender la consola es una cortísima pero simpática introducción.

1.gif

La aventura comienza esta vez a causa de la extraña desaparición de Donkey y Diddy. Dixie se dispone a buscarlos y de camino pasa por el taller de Funky donde recoje a nuestro nuevo héroe, no es más que un bebé gorila de desproporcionadas dimensiones,(hiperdesarrollado de cintura para arriba y subdesarrllado de ahí para abajo). Sin embargo,para tratarse de alguien que aún usa pañales tiene una descomunal fuerza, rapidez y varias habilidades útiles como lanzar alto a Dixie para llegar a zonas demasiado altas e incluso rebotar girando en el agua. Su única pega es su gran tamaño, que hace que sea más difícil pasar entre los enemigos y obstáculos sin ser alcanzado por ellos.

En un principio parece que el nuevo malhechor que se ha apoderado de los Kremlings (cocodrilos enemigos) es un robot llamado «Caos», pero finalmente descubriremos que de nuevo es King K. Rool quien está detrás de la desaparición de nuestros heroes.
Dixie está dispuesta a demostrar que no siempre son las damas las que se dejan atrapar y son salvadas por los «tipos duros» como en los días de Cranky. Corren otros tiempos y Dixie será la estrella esta vez.

Al empezar a jugar lo primero que nos sorprende es la libertad de movimiento por los diferentes mundos; esto no era así en las anteriores partes. Además para llegar a las distintas zonas, cada vez menos accesibles, utilizaremos los vehículos que nos construye Cranky con objetos que encontraremos en nuestro camino. Esa es otra de las novedades; durante el juego tenemos que encontrar diversos objetos para utilizarlos de distintas maneras. Muchas de ellas pasan por hacer tratos con los Hermanos Oso, que a pesar de poseer sus propias monedas, la mayoría sigue utilizando el trueque. Debe ser que se adaptan a la nueva moneda tan mal como las abuelillas al euro… Esto hace el juego original y duradero, aunque a mí me resultó frustrante al principio ya que en el año que pasó desde el lanzamiento de la segunda parte hasta ésta ni yo aprendí inglés ni los monos español y si en los otros juegos no importaba entender o no a los simios; en este es vital. Tristemente, tuve que utilizar el último recurso del jugador desesperado y recurrir a una guía que me sacara de apuros.

Otra de las misiones principales será la de rescatar a los pájaros-platano que están atrapados en cuevas secretas donde jugaremos al típico juego «Simon dice» para liberar a dichos animalillos. La idea de crear una especie mitad pájaro mitad plátano debió de ser de la misma persona a la que se le ocurrió pintar a algunos peces de las fases acuáticas cara de payaso. Ambas cosas me parecen un tanto ridículas pero en fin…

Además hay un minijuego en el que haremos puntería sobre dianas en una feria y nuestro adversario será ni más ni menos que Cranky Kong. Ya era hora de verle en acción y no solo agrediendo verbalmente a nuestros protagonistas. Y la verdad es que no es muy complicado ganarle, cosas de la edad.

imagen-cranky.gif

También las fases en sí son aún más originales y variadas. Nos encontraremos de todo; fases en trineo, en un cohete… Otras con poca gravedad…

2.gif

Los enemigos son de lo más variopinto, al igual que los jefes finales de cada mundo cuyas rutinas son muy variadas.

3.gif

En cuanto a la calidad gráfica y sonora, se contraponen temas y escenarios simplemente buenos con otros maravillosos. Por ejemplo, me encanta esta fase donde caminamos bajo una gran nevada que se desplaza hasta que solo vemos nevar a lo lejos, muy al fondo y termina dejando de verse, como podéis ver aquí.

4.gif

5.gif

Por lo que respecta a la música, la mayoría de las melodías ambientan increíblemente bien cada escenario pero esto no quiere decir que sean tan bellas como en las anteriores entregas. Son buenísimas, pero a excepción de un par de temas como los de las fases marinas, no alcanzan ese nivel de perfección al que nos habían acostumbrado.

Pero en definitiva ¿es mejor que las anteriores? Mi opinión personal es que a la primera parte, que era corta y en algunos momentos puntuales monótona, le gana por goleada. Por otra parte, es más variada que la segunda, sin embargo no lo veo un juego tan redondo. Sus personajes no me gustan tanto, sus melodías tampoco y sobretodo, aunque fases como las de la nieve me resultan tan divertidas como las de su antecesor, otras como las de las cataratas no me parecen tan entretenidas. Pero no nos equivoquemos; se trata de un cartucho impresionante en todos los aspectos, una despedida plataformera a lo grande de una consola que ya tenía, para desgracia de todos nosotros, poco futuro por delante. Sólo hubo un problema que impidió que este juego fuera el mejor plataformas de la historia… Ese problema se llamaba «Donkey Kong Country 2 Diddy´s Kong Quest».

BONUS LEVEL: Curiosités

* Éste fue el primer juego puntuado con un 100% en la revista Nintendo Acción. Aseguraban estar seguros de que jamás había salido ni saldría otro juego como ese para Super Nintendo y que por ello lo calificaban con la nota máxima, cosa que hasta ese momento nunca habían hecho.

* Cuando llegues a la cueva de Wrinkly a salvar a veces la encontrarás jugando con una Nintendo 64, un pequeño guiño a la consola que desgraciadamente enterró a la tan querida Super Nintendo. Además, según he leído, la música de esta escena es un tema de Super Mario 64.

6.jpg

* En las tres partes hubo un truco para comezar con 50 vidas y otro para acceder al test de sonido aunque en cada juego se hacían de una manera diferente.

* En DKC 1 podías conseguir un 101%, en DKC2 un 102% y en DKC3 un 103%, aunque en esta última aventura fue en la única en la que se podía superar por medio de trucos llegando a un 104 o un 105%.

7.gif

Y ya por último, me despido con el enlace donde podréis descargar la banda sonora del juego más un remix de uno de los temas.

Descargar banda sonora (megaupload)

Un saludo.

8.jpg

  1. Patrick: Yo viví DKC3 de forma muy distinta,ya que cuando yo conseguí mi cartucho te doblaba la edad,no obstabte coincidimos en algunas cosillas,es curioso como has comentado cosas que yo llegué a tener escritas de forma parecida y que finalmente borré en favor de comentar más el juego.Por ejemplo,a pesar de hacer 13 o 14 años desde que adquirí mi juego yo también recuerdo perfectamente el día que lo recibí,fuí a buscarlo a correos sobre las 19:30,también era de 2ª y me lo mandaban desde una desaparecida tienda de Córdoba que se llamaba Microgames.
    Y algo que yo también sentí al empezar DKC 3 fue que era el principio de la última aventura de mi saga plataformera favorita,y cuando saqué el auténtico final estuve seguro de que nunca más volvería a disfrutar un nuevo juego de esa manera.Mi único consuelo era no haber jugado aún los Donkey Kong Land de Game Boy,sabía que no serían lo mismo,pero me sorprendió su calidad,jugando con el Super Game Boy(no aconsejo jugar a estos juegos tan rápidos en la pequeña pantalla de la Game Boy),sobretodo la 1ª y la 3ª son increibles para una consola de 8 bits.
    Aunque hay algo en lo que no estamos de acuerdo,para mi esta 3ª parte fue muy original por todas las novedades comentadas y muchas más de las que no he hablado por no extenderme demasiado.Para mi es un juego casi perfecto,no supera a la 2ª parte,pero no queda tan lejos.Yo la disfruté y disfruto a tope.Pero eso por supuesto es cuestión de gustos.
    Un saludo.

  2. Saludos.

    Edu, conozco a algunos que se pasaron los Donkey Kong Land en Game Boy, y coincido contigo en que tiene mérito, porque los gráficos quedaban con unos tonos y texturas muy particulares, que a mí, la verdad, nunca me acabaron de convencer del todo. Pese a eso, increíbles las conversiones a la pequeña portátil monocroma.

    Patrick, me quedo con tu comentario final. DKC3 es el final del género plataformero de la vieja escuela. Como tú dices, tocaba a su fin el género, cuando estaba en su cumbre. Y lo más lastimoso fue que se abandonó en favor de la utilización de una tecnología 3d que por aquel entonces estaba en pañales… Sólo hay que ver lo mal que han envejecido esos primeros juegos 3d que inundaron las PSX y las Saturn para comprobar que el salto tridimensional tuvo más de prisa que de preparado.

    Salud.

  3. Hombre, Víctor, tampoco es que las 2D al principio fueran muy bonitas, ¿eh? Que tú a mí me pones el Frog original o el primer Wolfestein (el que vino antes que el 3D) y nos sangran los ojos.

  4. Nada más lejos de mi intención que decir que las 2d al principio fueran bonitas… Simplemente recalcaba que cuando las 2d sí eran bonitas, en el momento en que estaban en su culmen (en plataformas, juegos de lucha, placas recreativas) se abandonan por unas 3d en pañales, gráficamente horribles y con unos fallos de clipping terribles (sólo hace falta coger el primer Tomb Raider, por ejemplo).

    Pero eran NOVEDOSAS, y daba igual que no estuvieran pulidos los motores, que no hubiera precisión en los modelos gráficos; que ni siquiera los programadores estuvieran familiarizados con el asunto. 3d pasó a significar modernidad y todo lo que no fuera 3d era viejo, caduco y anticuado.

    Y así encontramos que cuando se estaba en la cima del dominio del lenguaje bidimensional (Comix Zone de Mega Drive es brutal en ese sentido) se abandona todo por una tecnología que no se conocía. A la altura de 1996 e incluso 1997 los recursos para trabajar en dos dimensiones eran mucho más elevados que los de 3d; sólo hay que mirar títulos de esa fecha para ver las cotas técnicas a que se llegó.

    Era la revolución 3d, para mí, una de las mejores pruebas de la voracidad de la INDUSTRIA del videojuego, únicamente preocupada por el dinero, por si alguien había dudado.

  5. En primer lugar, no voy a desvelar del todo si mi escrito coincide con una vivencia de mi infancia concreta. Eso para empezar.

    He querido enfocar un pequeño artículo-cuento para transmitir mis pensamientos y sensaciones acerca de DKC 3 y toda la situación de SNES y la saga DKC en general. Obviamente, si yo fuera ese niño no me acordaría de muchas de las cosas que cuento, pero en el fondo si que coincide con mis sensaciones.

    Por otro lado, a mí sí que me gustó mucho DKC 3, pero no más que los anteriores, eso está claro. EN mi opinión el mejor es el 2, y el 1 el que más me impactó, por supuesto. AL margen de todo, decir que yo he jugado a los tres incluso después de habérmelos pasado, lo cual da un indicativo del poder de jugabilidad y las dosis de diversión que proporcionan estos juegos, cosa que ahora se hace muy difícil con cualquier título.

    Y para terminar, estoy de acuerdo con Víctor, el 3D estaba en pañales y destruyó una época que estaba resultando brillante en máquinas como la SNES. Lo que sí que es cierto, y en esto le doy a medias la razón a Francisco, es que normalmente es necesario estar en pañales para llegar a quitárselos y, en fin, ya sabemos cual es todo el proceso.

    Un saludo a todos y desde aquí las gracias a Víctor por darme la oportunidad de transmitir al lector mis sensaciones acerca de una de las mejores series plataformeras de la historia.

  6. En el género de la lucha 2d y 3d convivieron algo mejor,es más aparecieron poquísimos juegos de lucha que fueran realmente tridimensionales,juegos como Tekken eran poligonales y con movimientos como el de fintar hacia un lado nos hacían pensar que eran 3d,pero no es así.
    Sin embargo en el género de las plataformas no fue igual,los 3d se comieron a las 2d y yo pienso que no debería haber sido de esa manera,porque me parecen géneros completamente distintos,yo deboraba juegos plataformeros y sin embargo aún no encontré un 3d en el que disfrutara ni 15 minutos.Con la llegada de la playstation aún apareció algun gran título bidimensional
    como «Rayman»,»Skullmonkeys»,»Gex»»Earthwormjim 2″,pero pronto empezaron a salir en 2d solo juegos muy infantiles basados en la Pantera Rosa,el pato Donald,Mickey Mouse,los pitufos…es como si ser adulto y jugar un plataformas fuera ya un delito,y era bastante triste que para jugar un nuevo 2d tuvieras que ponerte en la piel de Winnie de Pooh o personaje similar.
    También existió algún híbrido,que tenía giros de pantalla 3d pero se manejaba como un 2d como por ejemplo las 2 maravillosas aunque también infantiles entregas de «Klonoa»la primera en ps1 y la segunda en ps2,pero eso fueron los juegos de plataformas en 2,5d,la despedida a un antiguo género que ya nunca volvería.Es por eso que las 128 bits en mi casa están en el paro y la super nintendo tiene contrato indefinido.

  7. De todas formas hay grandísimos títulos como Mario 64 o Jet Force Gemini para la N64. Lo que ocurre es que no es lo mismo que un plataformas a la altura de los DKC o Super Mario World.

  8. A ver, Patrick ha entendido parte de lo que quería decir. Pero el resto de mi punto es que no puedes culpar a nadie por el salto a las 3D. Estas ya llevaban un tiempo usándose en juegos de PC, y las compañías tampoco iban a estar toda la vida dedicándose a mejorar la tecnología cuando ni siquiera sabían si iban a gustarle a público de consolas, si iban a ser comercialmente rentables, cuál sería la recepción crítica del público (en ese momento, claro)…

    Son cosas que ahora sentados en nuestro sofá victoriano tomándonos el té en porcelana china y fumándonos un gordo habano mientras una sueca nos hace un soberbio ejercicio de streptease no se nos ocurre sopesar y nos parecen minucias sin importancia a la hora de analizar la profundidad artística de las obras pasadas, pero no nos toquemos los cojones a dos manos, esto es una industria comercial y esas cosas importan. =P

  9. Yo no culpo a nadie por el paso a las 3d, como no culpo a nadie de que el Sol salga todos los días, y si así se ha entendido, me he expresado mal. Pero de no culpar a nadie a no querer reflexionar acerca del salto a las 3d media un abismo.

    Precisamente creo por ello que no hay que ser timorato en este sentido, y si la del videojuego es una industria comercial, habrá que pensar por qué se arriesgaron a lo que se arriesgaron. Porque que yo sepa, las cosas que funcionan no se suelen tocar, y si se abandona un modelo de jugabilidad y de estética en favor de otro, no creo que sea por casualidad o por factores que no podemos aprehender. ¿Se salen hoy de la mecánica shooter? Qué raro que no hayan innovadores, ¿no?…

    Hay pequeñas curiosidades que dan que pensar… En 1994 tenemos Doom, con un sistema pseudo 3d. En 1996 tenemos Quake, ya en plena época 3d. ¿Alguien recuerda lo que pasó con sus ordenadores entonces? ¿Alguien se acuerda de lo que tuvo que hacer para jugar a Doom y a Quake? Al primero, sin problemas. En cambio, para el segundo, quién no compraba una tarjeta 3dfx no podía jugar a Quake como era mandado. Ni a Quake ni a casi nada de lo nuevo, que casualmente, era en su mayoría 3d… Porque a lo 2d si podías jugar, ojo. Así, al calor de la revolución 3d surgió un buen mercado de hardware que reportó pingües beneficios.

    ¿Sabían entonces que las 3d iban a gustar al público, con esos monigotes tan bien hechos? Igual daba, lo que interesaba era ganar más y más dinero, vendiendo tarjetas, vendiendo juegos y forzando renovaciones de equipos para poder aguantar los últimos títulos. Mirad la cantidad de publicidad de hardware que hay en las revistas de la época y decirme que éstas no se beneficiaron.

    Porque obviamente, no iban a estar siempre mejorando la tecnología 2d, pero esta ya se conocía, se dominaba, y más aún, tenía un mercado plenamente establecido. Era el lenguaje básico del videojuego, cosa que cuando cambien el modelo 3d actual no se a qué y surgan nuevos NeoCrankys quizás se entienda más. La recepción hacia las 2d era perfecta hasta que se asoció 2d a caduco, antiguo y viejo en comparación a la novedosa 3d. Lo sorprendente es que en 1997 un juego en 2d como Hollywood Monsters era más atractivo plásticamente que cualquier juego 3d; pero no era válido.

    Pero bueno. El tiempo, como siempre, tiene la respuesta. Si el actual modelo gráfico se abandonara por causalidad de forma tan radical y en el momento de su máximo esplendor, se entenderá mucho mejor todo esto y quizás algún extinto equipo de diseño 2d se revuelva en su tumba con una sonrisa irónica.

  10. Todo es puro márketing,la mayoría de la gente no compra lo que quiere si no lo que le dicen que debe comprar.Por ejemplo si yo tuviera un hijo de corta edad creo que la consola que más disfrutaría es mi sucedaneo de n.e.s. con sus sencillos juegos como el Duck Hunt,Wild Guman,Galaxian…juegos sin complicaciones.Pero no podría ser¿Que dirían sus amigos,primos,vecinos…al verle jugando con una consola descatalogada hace tantos años?Tristemente,la sociedad le obligará a jugar juegos complicados que no podrá entender,lo que le animará a encender la consola solo cuando haya invitados para demostrar que está a la última como los demás.Es curioso como por ejemplo si eres descubierto jugando al Sónic comodamente en una anticuada pero genial mega drive mucha gente se burlará de ti,y sin embargo si juegas al mismo Sónic quedandote medio vizco en la pobre pantalla de un teléfono móvil y mal jugando con su insufrible teclado estarás a la última y serás el mejor.Y esto pasa en cualquier mercado,serás un bicho raro o tachado de tener poco poder adquisitivo si:No tienes pantalla de plasma,ves películas en vhs,escuchas cintas de cassete,oyes la canción que estuvo de moda el mes pasado,tu coche tiene más de 10 años,tu móvil no es de este año…no importa que todo esto satisfaga plenamente tus necesidades,ni cuanto tengas que endeudarte para conseguir todos los sustitutos,pero es socialmente imprescindible si no quieres convertirte en un tipo raro…un tipo como yo.
    Aún recuerdo una tienda a la que entré con un amigo que quería una psx,como la super nes aún hacía poco que había desaparecido yo aproveche a preguntarle si le quedaba algún cartucho para ella,el dependiente se volvió hacia mi con los ojos como platos y me pregunto sonoramente¿TIENES UNA SUPER NINTENDOOOO?.Asombrado por su reacción timidamente contesté que si,a lo que replicó de nuevo vociferando ¡¡¡TÍRALA!!!(os lo juro,lo gritó así)y continuó explicándome que el otro día había entrado en casa y su hijo estaba jugando a un juego de helicópteros en su flamante playstation y hacía unos impresionantes destellos con los que mi super nes no podía ni soñar.Educadamente(no como él)le contesté que la super nintendo me había dado muchísimas satisfacciones para cambiarla por la calidad de unos destellos.Su tienda fue desde entonces bautizada como «la tienda del destellos» y aún a día de hoy entre la gente que conoce la historia sigo llamandola así.
    Persnalmente no creo que las 3d debieran haber eliminado a las 2d porque las veo como géneros distintos,¿puede decirse que Medievil es un sustituto de Super Mario?,¿Resident Evil de castelvania?,para mi son cosas completamente distintas,pero no creo que las modas las decida el consumidor,márketing se encarga de ello y cuando sacan algo nuevo nos convencen de que el mejor lugar para las cosas ya compradas con nuestro sudor es el cubo de la basura y nuestro hogar y nuestra cuenta bancaria deben dar paso a lo nuevo.

  11. Bueno Edu, tu declaración de intenciones es valiente. Creo fielmente todo lo que dices. En esta vida todo se resume en la siguiente fórmula: trabaja y consume el rápidamente el dinero que te has trabajado. Las sociedades de consumo son así, y estamos metidos en un mundo en el que comprar es lo más importante; incluso para sentirse seguro, bien, guapo, todo lo que tú quieras. No entiendo como mucha gente no observa que se puede disfrutar de los videojuegos en general, es decir, de los 2d’s y de los 3d’s al mismo tiempo, por ejemplo.

    Entiendo que, en su afán de ganar más dinero, las compañías dejen de fabricar esos productos. Lo que jamás entenderé es que me llegue uno y me diga que le gustan los videojuegos y que sabe mucho sobre ellos sin haber jugado a los mejores títulos, entre ellos, muchos de los años 80 y 90. DE la misma forma que no entiendo a alguien que me diga que entiende de música y que le encanta cuando no se ha impregnado de todo lo que conlleva la música. Es como decir que tu gusta la historia porque te gusta Egipto. Eso no es así, amigos. Si te gusta Egipto no te gusta la historia, te gusta la historia de Egipto. Más claro, el agua.

    Así que ya sabéis, quien quiera hablar con propiedad sobre un tema, a estudiar y a impregnarse. O si no, y no va por ti, Francisco, sé que disfrutas de mucha variedad de videojuegos, antes de hablar, a jugar. Sin prejuicios y sin miedo a hacer el ridículo. Cuando alguien viene a mi casa y le pongo el Made in Japan de Deep Purple en el tocadiscos me preguntan que qué hago. A que no sabéis que le respondo: disfrutar, eso es lo que hago. Y tu, posiblemente, no vas a disfrutar de un tocadiscos y de su inmensa calidad, que le da mil patadas al CD, 10.000 al CD pirata y cien mil al formato vacío y sordo del MP3 en los aparatitos.

    Mi vigorosidad es producto de que he terminado 2 trabajos y 2 exámenes seguidos en esta semana, y acabo de terminar. Hoy es el día de no hacer nada, por eso me congratula estar aquí diciendo estas cosas. POdéis pensar que estoy loco, pero os estaríais equivocando, por desgracia.

  12. Ando tonto hoy (he trasnochado) y no tengo mucha cabeza ahora para esto, pero que nadie crea que estaba defendiendo a las empresas, carayo. Sólo intentaba decir que a medida que la tecnología evolucione, lo normal es que la tendencia generalizada sea seguir la evolución, y no quedarse atrás:

    @Cranky: Básicamente, me estás dando la razón. Yo he dicho que es una industria comercial. Y tu texto desconfiado dice básicamente lo mismo, pero con más palabras. =P

    @Edu: Por un lado, dudo, pero DUDO MUCHO que un pirado de una tienda cualquiera sea algo de lo que preocuparse, vaya.

    Por otro, es normal y comprensible que se motive lo nuevo. Determinados tipos de juegos se benefician mucho más de las 3D que de las 2D. Algunos géneros ganan mucho con las 3D, mientras que otros cambia totalmente el chip, creando prácticamente géneros distintos. Un juego de rol gana muchísima jugabilidad y enfoque argumenta así, por ejemplo. Compara por ejemplo, partiendo con bases parecidas, los Tales of en 2D de la época SNES/PSX, con los 3D que llegaron después. Luego compara el Super Metroid con Metroid Prime. Te da lo mismo, pero son estilos tan radicalmente distintos que es tontería prácticamente discutir que uno sea mejor que otro. Digo más. Compara cualquier gran juego de plataformas 2D con Mirror’s Edge. No es lo mismo ir saltando de una plataforma a otra, saltando sobre/disparando/esquivando mostruitos y calculando la longitud y altura del siguiente salto, que hacer eso mismo, pero calculando mucho más que la longitud del salto, sino la velocidad, los giros, la aceleración, elementos cercanos a los que agarrarse, la carrera previa al salto, los obstáculos, el peso que llevas encima, la dirección a la que miras… Y Portal no es lo mismo en 2D de la misma manera que Braid no sería lo mismo en 3D.

    Además, parece que habláis como si las empresas mataran las 2D (entendidas como estilo de juego, no como estilo gráfico, que eso es un asunto muy distinto) en favor de las 3D. Yo aún no he visto que desde la época 32 bits una consola se quedara sin su parte de juegos 2D, aunque sea una parte muy pequeña. ¿A nadie le suena Mischief Makers? ¿Odin Sphere? ¿Valkyria Profile y casi todos los RPG de PSX? ¿Los Smash Bros? ¿Locorroco? ¿Patapon? ¿La mayor parte del catálogo de las portátiles?

    Todo esto, es decir, que me da hueva haberme enrollado tanto. Las 2D molan. Las 3D también. ¡Id a jugar, leñe, y disfrutad de los juegos!

    @Patrick: Yo soy el primero que, si no escribe, es porque está jugando a lo que no he jugado aunque sea del año de la polca (malos recuerdos tengo del primer Phantasy Star de Master System… uf!)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Miembros activos recientemente

Foto del perfil de Iggykimi
Foto del perfil de Warclimb
Foto del perfil de Samsk
Foto del perfil de Lainey
Foto del perfil de Seto
Foto del perfil de FancySilence
Foto del perfil de TedHot
Foto del perfil de fonte
Foto del perfil de SzaboESP

Quién está en línea

En este momento no hay usuarios online

Últimas actualizaciones

Hi, very nice website, cheers!
——————————————————

¿Como se hace un articulo en este foro?

ho,la

Estrenamos diseño! Por ahora todo va bien… excepto la sección de usuarios, voy a trabajar en ello para que se quede perfecto :D

Más artículos
Hasta Nueva York para comprar el Link’s Awakening de Switch

¡Sorpresa! Esta web usa cookies. Puedes clickar en Aceptar o continuar navegando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar